Ansiedad por separación en los niños

Ansiedad por separación en los niños

El nombre de ansiedad por separación ya nos da pistas sobre lo que es: el miedo que tiene un niño o niña al separarse de sus padres (o de las personas con las que tiene mayor apego, que podrían ser sus abuelos, por ejemplo). Este miedo aparece también cuando el pequeño cree que va a ocurrir la separación, es decir, cuando anticipa que va a estar sin sus padres.

En torno a un 3-4% de los niños sufren este tipo de ansiedad. Es más frecuente que aparezca entre los 5 y los 8 años y lo encontramos menos a medida que subimos de edad. Dicho de otro modo, lo padecen mas los niños que los adolescentes.

¿Qué piensa un niño con ansiedad por separación?

Piensa que le va a ocurrir alguna desgracia a sus padres o a él mismo. Esta preocupación abarca desde un accidente de coche, el diagnóstico de una enfermedad, un atraco, un secuestro o cualquier otro evento que el niño crea que puede causar daño, o incluso la muerte, a su familia o a él mismo.

¿Que siente un niño con ansiedad por separación?

Ya sabemos que la emoción predominante es la ansiedad, pero, al tratarse de niños, ¿cómo sabemos que lo que siente es ansiedad? Nos fijaremos en sus quejas de dolores de cabeza, mareos, náuseas o vómitos, dificultad para respirar o para tragar, pesadillassobre sus miedos a desastres familiares (secuestro, incendio, accidentes, etc.).
Todo ello viene de un aumento en la actividad fisiológica de su organismo, es decir, el niño está más activado, más alerta de lo que tocaría ante esa situación.

¿Qué hace un niño con ansiedad por separación?

Como tiene miedo, el pequeño evita separarse de sus padres. No quiere quedarse solo en casa, ni ir al colegio, ni ninguna actividad que implique estar lejos de sus ellos (escuela de verano, dormir en casa de un amigo, ir al entrenamiento, etc.)

Si no tiene más remedio que quedarse solo o sin sus padres, aparecerán señales como rabietas, llanto, patadas, gritos, amenazas o cualquier otro comportamiento agresivo, así como conductas que le dan seguridad (como llamar al móvil de los padres para asegurarse de que están bien).

¿Cuándo acudir a terapia?

Es normal que un niño tenga ansiedad alta antes del primer día de colegio o la primera vez que duerme en casa de un amigo. Esto no es ansiedad por separación y no hay que preocuparse por ello, forma parte del desarrollo normal. Es recomendable pedir ayuda profesional cuando el pequeño tiene esta ansiedad casi a diario, cada vez que tiene que alejarse de sus padres y esto le genera tal sufrimiento que altera su día a día (rendimiento en el colegio, participación en extraescolares, relacionarse con otros niños, patrones de sueño, etc.)

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *